Magnolia Caro Galvis, una historia desde la primer Biblioteca Pública en la ruralidad del Distrito

Jue, 28/05/2020 - 16:04
MAGNOLIA
Una labor que he alternado con ser madre, abuela y estudiante

Inicié mis labores en 2017 en la Biblioteca Público Escolar Sumapaz desempeñándome como auxiliar, desde ahí tuve un gran aprendizaje al tener como misión conocer la colección de la biblioteca, esto me permitió salir de la rutina de la academia y de encontrar ejemplares para compartir con los niños que llegaban al espacio y con Thiago “mi nieto”.

 

Me decidí por explorar ejemplares de la sala infantil, debo contarles que desde ese momento me di cuenta que varios de esos libros no son solo para niños, muchos de ellos traen consigo mensajes que nos ayudan a entender situaciones cotidianas y con ello desaprender para la vida, con el tiempo me he dado cuenta que han sido mis preferidos, su lectura ha acompañado y alegrado mi jornada laboral.

 

A diario me invade un sentimiento de felicidad al evidenciar el resultado de cada uno de los esfuerzos realizados en mi trabajo con la biblioteca, son innumerables los aprendizajes que día a día nos dejan los usuarios que visitan la infraestructura física y por supuesto las vivencias, entre ellas hasta vencer el miedo de montar a caballo. Somos parte de los hogares en las veredas y leemos al calor del fogón para acompañar cada uno de los quehaceres del campo.

 

Hoy celebro el ser parte de la BPE Sumapaz, el llegar a cada rincón del Páramo, ver el fruto del esfuerzo de mi mamá y papá, de compartir mi conocimiento, de aprender día a día y ási demostrar el agradecimiento con el territorio Sumapaceño; también celebro y comparto que gracias a cada experiencia vivida he logrado el título como profesional en Psicología.